Cuando decidimos hacer la inversión para hacer todo el montaje que exige una pista de hielo, tuvimos muy en claro que queríamos sorprender con un atractivo innovador, diferente, motivador y sobre todo de gran aceptación para nuestros visitantes.

Con nuestro equipo de trabajo, con el consejo de administrador que nos dio el aval para implementar esta atracción, planeamos una actividad que tal vez esperaban muchos de nuestros clientes. Y nos hemos dado cuenta, durante todo este proceso de organización, que nuestros esfuerzos han sido valorados por quienes ya se identifican con la emoción que producen este tipo de escenarios.

Patinar es una práctica muy común en nuestro país que se hace más vigente con los triunfos de nuestros deportistas en justas deportivas internacionales. Con ese auge y con la particularidad de hacerlo sobre hielo produce aún más sensaciones, más deseos de tener una experiencia poco habitual, pero que tiene la magia de  atraer las sonrisas, de dar pasos firmes hacia el vértigo, hacia momentos desconocidos que solo nos brindan entretenimiento.

Algo que nos gustó de inmediato es la oportunidad que tienen todos por participar, es decir, no hay una edad
determinada para hacer uso de la atracción. Niños, jóvenes, abuelos, mamás, ejecutivos, todo tienen una oportunidad aquí y esperamos que la sepan aprovechar.

Durante un mes nuestra plazoleta de comidas será el epicentro de este fenómeno de entretenimiento que traemos con mucho cariño para todos los quindianos. Para nosotros es un verdadero placer crear este tipo de actividades que nos permiten estar más cerca de la gente.

Compartir

Comparte este artículo conn tus amigas y amigos

X